26 mar. 2012

La crítica y la forma de hacerla

Como artista, quisiera hablar un poco de la crítica, esa espada tan afilada que pueden ser esgrimidos con mayor o menor acierto (y en ocasiones con ninguno) y muchos (me incluyo yo también) temen de una manera u otra. También intentaré de paso enseñar qué tipos de crítica deben y no deben de hacerse e incluso, qué aporta artísticamente una crítica y lo útil que puede ser en buenas manos.

¿Qué es una crítica? Intentaré ceñirme a la definición de crítica, pero adaptándola al medio artístico. Una crítica es una opinión formada por argumentos (positivos y/o negativos) que pretende darnos un punto de vista personal (una crítica objetiva en el arte es imposible) sobre una obra. Hasta aquí creo que nadie puede perderse y que es fácil de entender.

Rob Liefeld se merece un libro o veinte de críticas
El problema de la crítica, no es esta en si, si no el uso que se le da. Cualquiera es capaz de hacer una crítica, pero no todos son capaces de hacer una buena crítica. Y a consecuencia de esto se crean una serie de críticas en las que no se busca la valoración de una obra, si no desvirtuarla mediante todos los medios habidos y por haber.

Normalmente, la gente que se dedica a hacer este tipo de críticas en el mundo del cómic suelen ser gente que no tiene muchos conocimientos acerca de lo que habla o está comenzando y aunque muchos aprenden con el tiempo los valores que hacen de una crítica una herramienta de creación, otros optan por usarlas como armas de destrucción masiva.

Del arte moderno no sería capaz de criticar, no sé con qué meterme o no...
Yo divido las críticas en dos categorías distintas: críticas constructivas y críticas creativas ¿Cúal es su diferencia? Las críticas constructivas sirven a un fin, que es el de ayudar al creador de la obra a mejorar y crecer como artista haciéndole ver cosas que este último no es capaz de ver por si mismo. Las críticas destructivas solamente se hacen con el objetivo de denigrar tanto a la obra como al autor de esta sin ofrecer nada sobre lo que el autor pueda trabajar para no presentar los mismos fallos en el futuro.

Evidentemente al artista le interesa la constructiva, donde puede encontrarse ideas que le ayuden a madurar y a mejorar. Aunque hay que decir que también hay tipos de críticas constructivas que no deben hacerse. Aquellas donde sólo predomina lo bueno no son creíbles, aunque duela reconocerlo, todos los artistas tenemos puntos débiles donde sabemos que somos más vulnerables. Y claro está, una en la que se ensalcen los fallos, aunque no llegue a ser una destructiva, tampoco es creíble, se puede ser malo, pero tener puntos buenos.

El arte siempre es subjetivo

"La virtud está en el punto medio", así que haremos caso a este dicho y haremos una crítica donde haya tantos puntos buenos como puntos malos. El artista debe saber en qué falla para arreglarlo y en qué es bueno para enfatizarlo. Es bueno (y más que recomendable) que se tengan los pies en el suelo y que el ego no se infle cual globo.

Los puntos deben contener sobre todo además de la enunciación del fallo o acierto, una explicación de por qué se destaca ese punto, no es muy útil una lista donde no se da ninguna razón de por qué se dice eso. Siempre debe haber una explicación detrás que nos ayude a comprender nuestro fallo o acierto y poder seguir creciendo.

Yo me imagino así a un crítico

Otro punto importante es saber asumirlas. No hay que ser cerrado y hay que saber aceptar las críticas (sólo las constructivas, las útiles y las que no provengan de un troll), una buena crítica puede hacerte avanzar como artista y ganar confianza como tal. Cerrarse a aceptar opiniones sólo conllevará a un menor crecimiento y una mente cerrada que no aprenderá cosas que le resultarán a corto, medio y largo plazo beneficiosas.

En resumen, una crítica es una muy importante herramienta para un artista,  siempre que se haga por una persona que entiende y que sabe cómo transmitirla. No hay que tener miedo a la crítica, hay que saber aprender y saber crecer mediante estas, con lo que merecen más respeto que miedo. A partir de ahora procurad dedicar unos minutos para repasar algo que le diríais a un artista sobre su obra y cómo decírselo.

2 comentarios:

Santiago Bobillo dijo...

Has hecho una buena señalización entre lo que es una buena crítica y lo que no.Buen artículo, muy completo.

Miya dijo...

No tengo nada que objetar, solo que me ha hecho gracia la imagen del crítico de Ratatouille XD (grande Pixar)

He compartido este enlaze en twitter.