20 abr. 2012

Culturas distintas, mismo amor al manga

No suele gustarme mucho entrar en polémicas sobre dibujantes, básicamente por que la gente suele esgrimir razones que no comprende o que no conoce y lo pone en boca de aquellos que nunca han movido los labios, pero en esta ocasión debo responder ante esta polémica que considero injusta, insultante y sobre todo humillante.

Hablo del clásico debate sobre el nivel de los dibujantes españoles, un tema que en mi opinión se habla mucho sin estar dentro y sin saber más o menos qué ocurre entre bastidores. En este caso se compara a los dibujantes españoles con los japoneses, cuando son mundos distintos a casi todos los niveles y por razones muy distintas.

La gente que compara a los dibujantes españoles con los japoneses y su nivel y/o acabados debería saber básicamente que hay unas cuantas diferencias respecto a ambos que son realmente importantes y decisivas. Comencemos enumerando y comentando unas cuantas:

  • Los dibujantes japoneses cuentan con un equipo de asistentes que les ayuda en su tarea. En España jamás he oído que haya autor alguno que tenga un equipo de asistentes, y debe ser el propio autor el que deba hacerlo todo él solito, desde guión a bocetos, lápices, tinta, tramas y un montón de cosas más.
  • Los japoneses viven inmersos en su propia cultura y productos, como es obvio, así que el sentido de la narrativa del manga japonés lo llevan asimilado desde muy pequeños. Aquí tenemos una cultura (por desgracia) menos dedicada al cómic en general, el que le guste esos temas debe sumergirse mucho más tarde. Es normal entonces que la narrativa varíe, lo que no lo hace mala, de hecho lo hace más interesante y variado.
  • La cultura japonesa es una cultura excluyente, eso quiere decir que todo lo exterior lo rechazan, son una cultura que se autoalimenta y en el mundo del manga mucho más. La mentalidad europea y nuestras culturas han hecho que acabemos recibiendo un montón de influencias culturales de todo el mundo y las incorporemos a nuestras obras, cosa que se nota.
  • Los dibujantes japoneses tienen unos sueldos estipulados, no son ricos pero tampoco se mueren de hambre ni mucho menos y pueden dedicarse sobre todo a su trabajo como dibujantes. En España, debes combinar en tu tiempo libre tu manga con un trabajo normal o si no es imposible sobrevivir económicamente hablando.
  • La figura del dibujante en Japón es bastante respetada e incluso hay universidades que dan clases sobre manga. En España, decir que eres dibujante es exponerte a insultos y a que la gente te mire por encima del hombro menospreciando tu trabajo.
Y estas son varias de las razones que se me han ocurrido a la hora de realizar este post, como vereis lo tenemos más difícil a todas las alturas y aún así siguen emergiendo grandes artistas a pesar de todas las dificultades que tenemos en contra.

Antes de comparar a un autor japonés con un español o viceversa, pensad en las diferencias que hay a todos los niveles y vereis que aún así el manga patrio tiene un gran nivel y que si muchas obras nuestras llevasen un nombre japonés de firma nadie lo notaría y podrían incluso gozar de excelentes ventas. Lo primero para podernos equiparar a un país tan potente como japón en el mundo del manga sería apoyo y sobre todo confianza en nuestros fantásticos autores.

6 comentarios:

Jeparla dijo...

"Antes de comparar a un autor japonés con un español o viceversa, pensad en las diferencias que hay a todos los niveles..."

El problema no es que la gente se les compare. Es que las mismas editoriales (y en algunos casos ellos mismos) se comparan (o a sus obras) con las que vienen de Japón. Luego no vale la queja.

Y OJO, que no digo que no haya excelentes dibujantes.

Dianika dijo...

Todas las realidades que comentas entre ambas sociedades respecto al manga son ciertas, nada que objetar. No obstante, debes tener cuidado al afirmar cosas como que "decir que eres dibujante es exponerte a insultos", más que nada porque estás generalizando algo que solo ocurrirá a nivel particular. Y cuando generalizas algo así, das pie a que te tachen de victimista y puede llegar alguien que coja tu afirmación para burlarse de los "pobrecitos dibujantes". Muchas más profesiones son objeto de prejuicios y menosprecio, como los profesores y las limpiadoras, a las cuales incluso las demás personas que las ven todos los días en sus lugares de trabajo ni siquiera se dignan a saludarlas.

Duranial dijo...

@Jeparla: No me meto en lo que digan las editoriales ni en cómo se comparan los autores autóctonos con los japoneses, sabrán lo que hacen, si no con lo que piensa el público que no conoce por dentro el mundillo y habla sin saber.

@Dianika: No he dicho generalmente que sólo los dibujantes sean objeto de menosprecio, si no que es un colectivo profesional que se le hacen muchos ascos y se les mira por encima del hombro (muchas veces con desprecio). Y da igual lo que uno diga, siempre habrá alguien que lo saque de contexto y te llame victimista, pero bueno, eso ya está asumido xD

Jeparla dijo...

@Duranial Pues eso mismo, hablan sin saber. Pero a ellos, que no sabem, se les da una información "esto es manga" y lo miran y piensan "pues a mí me gusta más mi Naruto/Marmalade Boy/ Llámalo X"

Que sí, que los aficionados a los cómics en general les pueden leer manga, americano, BD o lo que sea que tenga calidad, sea como sea. Pero los cómics es como cualquier otra cosa, como la música o el cine, no a todos les gusta el pop, el rock, el cine bélico o las comedias románticas. El manga patrio, al ser normalmente tomos únicos o series de pocos tomos que salen con suerte uno al año -y sí, sé que no se trabaja al ritmo japonés porque no se vive de ello- puede echar para atrás que por ejemplo, y retomo el mismo ejemplo, Naruto, que cada 2 meses tienen su ración de "cómic, hostias y poderes" asegurado. Y ya saben que les va a gustar lo que van a encontrar, por lo tanto el riesgo de "tirar" su paga es menor.

España no es un buen país para querer dedicarse profesionalmente a dibujar cómics. Sean del género que sean.

Miya dijo...

Todo lo que se ha comentado, tanto en la entrada como en los comentarios, tienen razón.

El problema es que en España no tenemos una mente tan abierta en la cultura del cómic y eso hace que se desprecie mucho el trabajo de un dibujante, sea de la rama del comic que sea.

Mad Max dijo...

Pues en este tema, tal y como lo planteas en tu reseña, no puedo estar de acuerdo contigo en lo que justificas como algo 'injusto, insultante y humillante'.

Primero de todo, la gente puede hacer lo que le venga en gana, decir que una cosa le gusta y que otra no le gusta nada y lo 'considera' una bazofia. Y al autor le puede gustar o no, esta opinión, y a sus 'fans' pues lo mismo. Siempre que las cosas se digan con un mínimo de 'educación' y también de una manera 'constructiva', que no destructiva.
Los gustos son como los 'culos', cada uno tiene el suyo, así que nadie es mejor o peor por preferir unas cosas u otras... y creo que el gusto de cada uno es totamente respetable.
Lo que comentas sobre que se habla sin estar dentro... ¿Es que para hablar de comics ha de ser uno profesional o saber lo que se cuece entre bambalinas? ¿Se considera más 'capacitado' para hablar de ello por saber lo que se qué ocurre entre bastidores? Creo que el aficionado no necesita saber si los autores se ganan la vida con esto o 'sobreviven', que detrás de ellos no tienen ayudantes o asistentes... El aficionado valora el producto que le llega a sus manos y le da igual si el autor ha sudado 'tinta' o no para llegar a publicarlo. La publicación como tal, está supeditada a que a la gente le guste o no y lo puede decir bien alto, aunque a ti te parezca genial (Esto me recuerda a lo 'beligerante' que fue Joan Navarro con el gusto de los aficionados a Yuu Watase de Fushigi Yugi... y me consta que Joan Navarro es un responasable editorial con 'criterio' (al menos se le presupone) y cierta experiencia en el sector.
Creo que nadie puede valorar una obra por todo lo que hay 'detrás'. la obra se valora por loque representa, por lo que se ve, por lo que se lee, por las ideas, ilustraciones, la manera de narrar las cosas y por un montón de cosas más... pero no por lo 'injusto' que es el sector en nuestro país.

Aún y todo esto que he dicho, estoy de acuerdo contigo en algunas cosas... No te creas!!! Hay mucho 'listo' por ahí que va soltando perlas sobre los 'currantes' dibujantes españoles que intentan ganarse la vida con esto que tanto nos gusta, le llamemos 'manga' u otras acepciones diferentes. Que sueltan perlas sin ningún tipo de 'razón', sin intentar justificar de ninguna manera su 'crítica', de manera destructiva y encima, alguno hay por ahí, que se atreve a juzgar sin haberse leído la obra.

Para 'juzgar' una obra, hay que tener un cierto 'rigor' e intentar ser 'objetivo', racional y que tus 'sentimientos' no interfieran demasiado, sobre todo los prejuicios hacen que uno esté predispuesto a decir según qué cosas.

De verdad, algunas cosas no hay que tomarselas en serio... porque la gente es muy 'cabrona'.