30 dic. 2010

Akumetsu: Política, sangre y romance

Akumetsu, es uno de esos seinen, que poco a poco te engancha y te deja con ganas demás, y necesitas leértelo hasta el final sí o sí. Una serie de 18 tomos que en España han llegado de mano de Mangaline, aunque desgraciadamente, no ha llegado entera y está cancelada por motivos de ventas.

Es una pena por que es una serie que no es para nada convencional, y mezcla con acierto, temas de política, muchos litros de sangre, ciencia ficción e incluso, aunque en menos cantidad, romance.

La historia comienza tras un beso de Siina Nagasawa a Shou Hazama, y tras el cual, ella saldrá corriendo. Ha sido vendida como prostituta y deberá ejercer de ello, pero antes de poder cumplir con su cometido, aparecerá un misterioso personaje, Akumetsu, que se define a sí mismo como un exterminador del mal.


A partir de aquí, comenzará una vertiginosa historia de asesinatos, políticos corruptos, miedo, sangre y amor. Es el tipo de historia que te hace pensar, ¿Debería actuar alguien contra el sistema corrupto a cualquier precio? ¿Sería correcto recurrir a los métodos que usa Akumetsu? ¿El mal desaparecería matando a los malvados? ¿Quién es en realidad Shou? ¿Cómo sobrevive Akumetsu a los suicidios? Unas pocas de las preguntas que surgen, y de las muchas que surgirán a lo largo de la lectura de los 18 geniales tomos de esta espectacular obra.


En lo relativo al dibujo, ya tiene un buen nivel cuando comienza el manga, con un trazo con mucha confianza, lo que se nota en la energía de los personajes y lo bien que expresa los movimientos, y transmite perfectamnte lo que los autores nos quieren contar. Los escenarios están llenos de vida, y podrían considerarse otro personaje más perfectamente, poseen un detalle bastante conseguido, y usan unas perspectivas que no hacen más que potenciar el impacto de lo que en ellos sucede. El equilibrio entre tramas, y blanco y negro es genial, no hay ningún momento en el que se produzca un desequilibrio y algo desentone, algo que dice mucho de la experiencia del dibujante y su nivel de maestría. Debo decir por otro lado, que con lo perfeccionista que soy con la anatomía, tampoco he sido capaz de ver ningún fallo excesivamente llamativo, además, que se nota que el dibujante no se siente incómodo dibujando desde perspectivas muy forzadas y con ángulos complicados, es más, lo hace perfectamente lo que le sube muchos puntos. Sinceramente, no hay forma de sacarle fallos a este apartado, está perfecto y encaja perfectamente con el tipo de obra que es, una obra en la que se necesita un trazo preciso, adulto, con mucha confianza, y sobre todo que refleje tu amor por la historia que estás relatando,  y se cumple a rajatabla todo ello.


Para mí, fue pura suerte encontrarme con esta serie, que es un auténtico enganche, y me da pena que en España no vendiese y tuviese que cancerlarse, y encima, me enteré cuando ya la habían cancelado. Espero que otra editorial se anime a reeditarlo, por que desde luego es un manga que no deja indiferente a ningún lector, ya sea para bien o para mal, yo por mi parte buscaré si está disponible en inglés, pues es un manga que me encantó. Del mismo autor, comentaré otra serie que tiene abierta, Wolf Guy, que también es un seinen, y muy bien hecho. Espero que os haya gustado mi primer análisis de un manga y me deis vuestra opinión de lo que se puede mejorar o no.

1 comentario:

Riku Lupin dijo...

No está mal tu análisis, me han entrado ganas de leerlo aunque la temática no me convenza. Me recuerda a V de Vendetta XD

Le echaré un ojo ;)