5 ene. 2011

Ataraxia: Mundos virtuales, humor y aventuras

Surgido de la colección Art Nowe, dentro de la editorial Nowevolution , nos llegó entre otros, Ataraxia, un shonen de autor español. Esta editorial, está haciendo un gran trabajo a la hora de traernos mangas autóctonos, y con un precio que no suele ser muy caro (6,50€ cuesta este tomo), algo que muchos agradecerán a la hora de probar una nueva serie.

Manu López (conocido también como Kuroudi) es un autor, que ya había hecho sus pinitos en el fanzine SupeinGo (sí, me he dado cuenta, que TODOS los autores que he ido comentando, han participado en ese fanzine, en serio, no lo hago a propósito), con una historia bastante bien dibujada y con un buen argumento.

Kyle, el protagonista de nuestra historia, se adentra en un mundo virtual de un videojuego online, en busca de las razones que llevaron a su hermano, Evan, al suicidio. Al entrar en este mundo se encontrará con Sue, que se sorprenderá de esta noticia, y ambos se unirán en la búsqueda de qué llevo a Evan al suicidio. Lo que por supuesto, sólo puede acabar en aventuras de todo tipo.

Esta historia está pensada para que dure varios tomos, y la verdad, que es bastante interesante. Se puede notar la influencia de ciertos mangas como puede ser Hack (no he leído ningún manga de esta serie, pero sé de qué va, y creo que puedo hablar con propiedad), o de autores como Hiro Mashima, y este último se notará tanto a nivel de dibujo y diseños como de historia. En este tomo, es capaz de engancharnos, dejarnos con ganas de más, y de atraer la atención del lector, mediante la alternancia de humor y momentos serios. Su punto fuerte, en mi opinión.


Me permito un pequeño inciso, para recordar, que las críticas exhaustivas del dibujo, las hago debido a que es lo que más me interesa personalmente, para eso me quiero dedicar al mundo del dibujo, y que además, se hacen siempre las críticas dentro del respeto y buscando nada más que dar mi opinión  y consejo respecto al apartado gráfico. No tiene que ser la manera correcta de hacerlo.

Al trazo de Ataraxia le veo una evolución, al principio, le falta un poco de estilizado, además de unos rellenos de negro y ciertas tramas que hace a mano, que denota que no ha terminado de desarrollar su estilo y aún no terminaba de sentirse cómodo con el de ese momento. Pero llegando hacia el final del tomo, comienza a verse que coge más confianza en sí mismo, y empieza a notarse mucho en las líneas, jugando con variaciones del grosor, texturas hechas a tinta con más detalle y esmero, etc.

Me explico con confianza, es un término al que suelo acudir mucho, me refiero a cuando se dibuja sin ningún tipo de duda. Se nota mucho la diferencia entre una línea sin confianza y otra con ella. Muchas veces, un dibujo mediocre, puede mejorar mucho gracias a ese tipo de línea que se hace. Es un factor vital para mí en el dibujo, eso implica que el autor ha encontrado su estilo, y lo está refinando.

En lo que toca a anatomía, debo pegarle un pequeño tirón de orejas a Manu, pues durante aproximadamente la primera mitad del tomo, se le escapan proporciones, posiciones de brazos o manos imposibles e incluso cambios en el tamaño de los pechos de Sue (me hizo mucha gracia ese detalle). A su favor, he de decir, que la cosa se estabiliza y mejora mucho en la segunda mitad, se nota bastante (y por lo que he visto del segundo tomo de Ataraxia, ha soltado más la muñeca y todo), pero incurriendo aún en algún que otro fallo tonto, que ya son mucho menos llamativos que antes.

En lo tocante a los diseños, se nota mucho la influencia de Hiro Mashima en lo que es monstruos, ropas, mascotas y más. Espero que se vaya desmarcando poco a poco de Hiro Mashima, y salga con más ideas de diseños propios, que no me han disgustado nada sus ideas originales y de hecho, las encuentro bastante interesantes. La ropa es lo único que me ha parecido más genérico, y que creo, debería de fijarse un poco más a la hora de diseñar personajes e intentar hacerla más variada. 

Los escenarios, son la parte que se lleva lo peor. Hay veces que usa bien los puntos de fuga, otras veces que los descuajeringa, lo que acaba con un resultado un pelín (por no decir bastante) caótico. Y además, posee una tendencia a sobrecargar los escenarios a base de líneas, lo que en ocasiones hace que cueste entender lo que ocurre en una viñeta (yo creo que mejor y más rápido una trama). Y como viene sucediendo con todo el apartado gráfico, mejora lo suyo en la parte final, donde ya se estabilizan las cosas y todo es mucho menos caótico, incluso usa menos líneas y eso convierte las viñetas en algo más fácil y agradable de leer.

Resumen del apartado gráfico, aún puede mejorar mucho, pero no es tan malo como pueda parecer en un principio. De hecho, la evolución de este tomo, da a pensar que con un trabajo constante y con más experiencia, este hombre puede llegar a superar a sus ídolos. Para ser su primer trabajo serio, no es una maravilla, pero tampoco está nada mal. Ojalá me sorprenda con otra subida de nivel (toma ya, chiste de juego de rol) dibujando, que el chico, promete.


Es otra de esas obras que no formarán parte de tu lista de imprescindibles, pero que es entretenido para leer, y a un precio por el que no pierdes mucho por probarlo. Aún le quedan por delante un par de tomos, con lo que Ataraxia puede dar aún mucho juego. Un manga que no destaca por su dibujo, pero cuya historia se hace amena, entretenida y te deja con un buen sabor de boca. Eso sí, aún se le notan las influencias en todos los ámbitos, pero creo que con el tiempo, desarrollará un estilo propio y muy interesante.

1 comentario:

Felwyn dijo...

Como de Ataraxia hice en su momento mi propia reseña para MT,solo puedo decir....Manu va a molar cada vez más,sí,sí,sí ^3^