12 ene. 2011

The Ultimates Vol. 3: Conspiraciones, traiciones y verdades ocultas

Surgido de la archiconocida empresa de cómics americanos (y ahora propiedad de Disney para los que no recuerden...) Marvel, no llega este tercer volumen de los Ultimates. Los dos primeros volúmenes estaban más o menos relacionados, pero el tercero no tiene nada que ver con los otros, es independiente. Una gran reunión de artistas, Joe Madureira a los lápices, Christian Litchner como colorista y Jeph Loeb haciendo de guionista.

Aquellos que desconozcan el nombre de Joe Madureira desconocen la gran influencia de este siempre increíble y enérgico artista. Tras haber revitalizado en Marvel durante los 90 a los X-Men con un marcado estilo amerimanga, que sería uno de los más influyentes para los artistas que estarían por venir, pronto comenzaría a levantar el vuelo trabajando en otros proyectos. Un ejemplo es la colaboración con diversas empresas de videojuegos e incluso su intento de crear un estudio de desarrollo propio y un juego propio que no llegó a salir (desgraciadamente) Dragonkind. Aunque recientemente pudo crear otro estudio de desarrollo y sí consiguió publicar (y de forma muy exitosa) un juego,  en el que fue el director artístico, Darksiders (se suponía que Madureira iba a sacar un cómic basado en el juego, pero ha quedado relegado a la nada, parece ser).

Se han filtrado unos molestos videos de contenido sexual protagonizados por Tony Stark (Iron Man) y la ya difunta Natasha Romanova (Viuda Negra). Tony se ha dado a la bebida, y sus compañeros vengadores intentan animarle, pero le devuelve la sobriedad de improvisto una entrada de Thor provocada por un golpe de Venom, que es derrotado pero extrañamente se deshace. Paralelamente, se produce el asesinato de Wanda Maximoff (Bruja Escarlata) aún a pesar de los intentos de su hermano y amante Pietro Maximoff (Mercurio), de detener la bala que acaba con su vida. ¿Quién es el culpable del asesinato de la todopodera hija de Magneto?

Vamos a ver, Marvel puede hacer de vez en cuando cosas geniales con el guión, pero generalmente la mayoría acaban abocadas al consecuente intercambio de puñetazos y poderes variados. Este es uno de esos casos. Es un guión trabajado, pero sigue sin destacar por encima de la media de Marvel. Sinceramente, yo me esperaba más, pero bueno, cuando sigues a Marvel, sabes lo que quieres, muchos puñetazos y mucha acción, si quieres guiones currados, búscate otra cosa dentro del (inmenso) catálogo de la compañía.


Confianza pura es lo que rezuma por todos los poros el trazo de Joe Madureira, arte con colores y sin colores, un tipo que juega con las líneas como le da la gana. Mi ejemplo perfecto de cómo debe ser un trazo, preciso, con confianza y sobre todo con buen gusto. Pocos artistas encontrarás hoy día con su nivel y su facilidad para transmitir aquello que el guión le pide. 

La anatomía también es indiscutible, aunque quizás lo único que le puedo criticar a Madureira es que siempre dibuja a los personajes como si se embutieran 3 bocatas de esteroides diarios. Aparte de eso, se nota que domina bien las proporciones, y que puede dibujar perfectamente un cuerpo humano sin problemas. Punto perfecto al 99'9%.

Los diseños de este cómic son los clásicos, y por supuesto, me hubiera gustado más ver cómo hubiera reiniciado Joe Madureira a los personajes según su gusto. Pero bueno, también se toma sus licencias artísticas en los trajes y algunas cosas las retoca, co lo que un poco de su sello tienen. Lo más sosillo de todo el apartado gráfico sin duda, debido a la poca innovación en diseños de los personajes, pero a la vez el poderles dar ese sello retocando pocas cosas.

Los escenarios son variados, tenemos de todo, cuarteles generales de los Vengadores, casas en la nieve, la isla salvaje, alcantarillas... variado, bien dibujado con mucho cuidado en los detalles. No sabría comentar en este punto. Correcto, pero no por encima de la media... la especialidad de Madureira son los personajes, sin duda.

En conclusión, el apartado gráfico es una pasada, ya no sólo por los lápices del genial Madureira, si no también por que Christian Litchner también ha ayudado a potenciar lo que ya había previamente mediante una gran selección de colores y un muy buen gusto. Lo que yo busco en un cómic donde Madureira dibuje es un apartado gráfico excelso, y este está bordado, aunque no es ni de lejos su mejor obra, pero sí es de lo mejor que ha hecho.


Yo que soy un fan perdido de Madureira compré esta saga completa en castellano y en inglés (aunque es una estupidez del 15, pero la edición de la recopilación americana es mejor que las grapas y eso que no fue la de tapa dura), y aunque lo que yo buscaba, era el dibujo de mi dibujante favorito, me satisfajo y me deleitó bastante, la historia me dejó bastante frío. Pero bueno, acostumbrado a Marvel, y sabiendo lo que yo quería, no había problema. No es un indispensable, eso lo dejo claro, pero el dibujo de Madureira y los colores de Litchner, lo convierten en una obra que gráficamente está a un nivel muy alto.

No hay comentarios: